Páginas vistas en total

miércoles, 1 de febrero de 2012

Un papel arrugado



Encuentro un papel arrugado dentro de un estuche azul y amarillo. No recuerdo cuando anoté esa frase ni por qué. Dice, con un gran asterisco en el inicio: "Yo soy quién da vida al cuerpo, el director, el habitante de mi cuerpo. Hay que eliminar la actitud pasiva".
Encontrarse papelitos arrugados tiene su gracia. Parecen señales.
No deja de llover. Y ese pajarillo se pasea por mi terraza.
Anoche volvimos a llorar. Y volvimos a hacer las paces.

6 comentarios:

Sbm dijo...

Me ha encantado la voz de la chica del vídeo.
Bueno, total, que nos dicen que hay que ser menos orgullosos y pedir perdón. A mí no me cuesta pedir perdón, lo he hecho miles de veces. Pero, ¿qué pasa cuando es el otro el que tiene el papel arrugado? Este tipo de vídeos están muy bien cuando los reflexionas profundamente y te das cuenta de muchas cosas, pero no cuando simplemente dices "qué bonito" y lo olvidas en un minuto.

Creo que TODOS tenemos papeles arrugados. Pero quizá me equivoque, como siempre.

Un beso.

Mónica dijo...

el papel doblado, ese pequeño que se guarda en un pequeño sitio es el más querido.
y el que se moja? corriendo a secarlo con un secador.

Mónica dijo...

El vídeo ha explicado muy bien lo que es el desamor.

el paseante dijo...

Yo tengo varios estuches. Los voy a abrir antes de meterme en la cama por si aparece un papelito arrugado de cinco euros (por lo menos).

Daltvila dijo...

Leyéndote se me ocurre que sería buena idea dedicar un tiempo a escribir frases de esas que te insuflan optimismo o te dan fuerza en papelitos de colores, después arrugarlos y esconderlos por ahí, en cajones, bolsos, en la nevera, en libros,...
Te dejo mi primera frase de la adolescencia:

"Sin el esfuerzo de la búsqueda es imposible la alegría del encuentro"

Besos y QUE TENGAS UN BONITO DÍA, Ada!

Ada dijo...

Sbm, pienso que efectivamente todos tenemos papeles arrugados. Me gustó el mensaje del vídeo, pero sobre todo por el tema de que no debemos olvidar cómo queda un corazón -igual que un papel arrugado- cuando ofendemos o nos ofenden. Yo creo que si nos viniera esa justa imagen -la del papel arrugado- nos controlariamos más. Abrazo.

Mónica, el desamor...o tal vez el amor mal entendido y, desde luego, mal expresado.

Paseante, ja, ja, esos papelitos sí que son interesantes!

Daltvila, es una frase bonita, pero no sé si del todo cierta, si no pregúntale al Paseante la gran alegría de encontrar un billete de 50 euros que no buscaba! :)