Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2012

Amor...


No te rindas - (De Mario Benedetti)


No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.

                                     Porque no estás solo, porque yo te quiero.

8 comentarios:

Mikael Blomkvist dijo...

¡¡El amor, el amor!! Y con el tiempo ¿Suéltame por favor, y no me abraces más..?

jota dijo...

Tal vez un auténtico cuento chino?

Un abrazo

Ada dijo...

Mikael, entonces eso no es amor.

Jota, pero que descreídos andáis por aquí :(

Daltvila dijo...

¡Cómo está el patio!

Mónica dijo...

Si, el frío quema.
Diría que acabo de ver esa misma foto en vídeo.

volboretinha dijo...

No conocía esta poesía, bufff que intensa!! creo que necesitaba leer algo así hoy!!

Sara O. Durán dijo...

Gracias Ada ¡Me encanta Benedetti!

el paseante dijo...

Benedetti sería un gran entrenador para el Barça. O Guardiola sería un gran entrenador para la gente cansada. En cualquier caso, un gran poema, Ada.