Páginas vistas en total

viernes, 17 de febrero de 2012

Galería en amarillo














14 comentarios:

Ada dijo...

Estos días no tengo mucho tiempo de viajar hacia dentro, así que estoy optando por el recurso del fuera, y haciendo lo que ya he hecho otras veces -perdonadme los que me seguís desde antes de ser Ada-: recurrir a mi inventario de imágenes. Hoy toca amarillo. ¿Por qué? porque la pequeña Aya ha cumplido un año hoy vestida de amarillo, porque el sol amarillo se ha escondido esta tarde, porque no me gusta el amarillo :)

Mónica dijo...

No te gusta el sol? El sol es amarillo de dia y rojizo anaranjado de tarde noche.

Mónica dijo...

Me encanta la foto séptima.

Elchiado dijo...

un abrazo
amarillo

volboretinha dijo...

Pues a mi si que me gusta el amarillo, en realidad menos el rosa, me gustan todos los colores. Me gusta el amarillo de la luz como la de esa farola, yo estoy un poco obsesionada con fotografiar farolas jaja!!. Me encantan los girasoles, y el pan de maíz, y el aceite, y el sol. Me gustan tus fotos!!. Me has hecho recordar el libro de Albert Espinosa, el mundo de los amarillos. Si no lo has leído, te lo recomiendo muchísimo!!Buen findeee!!

Glo.bos.blog dijo...

¡Me encanta visitar tus galerias!

Sara O. Durán dijo...

Todas las imágenes están preciosas, a mi si me gusta mucho ese color. Dentro o fuera, siempre regalas belleza.
Abrazos amarillos.

Sbm dijo...

La última foto (será el subconsciente) primero la percibí como que tapaba un cuerpo entero. Entonces pensé: ¡qué muslos tan bonitos! Pero me parece a mí que lo que tapa es un careto... En fin, que tengo muchas ganas de que vuelvas a viajar hacia dentro. Quizá no me contestes, pero yo la echo al vuelo: ¿Quién era Ada antes?

Un sonrisa para ti :-)

Ada dijo...

Mónica, sí me gusta el sol, lo que no me gusta es el color amarillo.
A mi la foto que me gusta es la del canario, parece que mira entendiendo...

Elchiado, gracias, un bonito cuento.

Vol, no conozco el libro pero ese título es muy atrayente. A ver si consigo tiempo para leerlo.

Globos, Sara gracias!

Sbm, la última foto tapa la cara de una persona ya fallecida. Esta foto siempre me enternece, recuerdo el día en la playa que la tomé, la esperanza que había todavía entonces, la alegría que demostró esa persona siempre a pesar de su enfermedad. Ahi estan flotando en el aire, como tu pregunta :)
Por cierto, no me extiendo en los comentarios porque siempre voy con prisas no porque no me parezcáis interesantes. Tengo un trabajo muy absorbente y vida fuera del ciberespacio y, encima, me autoobligo a escribir todos los días y a veces es difícil.

Gracias a todos por visitarme, siendo el espacio como es, a veces armónico, a veces crispante, a veces melancólico, a veces estúpido, a veces bello, a veces feo y siempre LIBRE y respetuoso.

Sbm dijo...

Vaya... (por lo de la foto, digo)
Respecto a los comentarios, te comprendo perfectamente, yo también tengo una vida fuera de esto, de hecho entré en este mundo por una lesión que me impedía hacer deporte, y lo que no me gusta es perder el tiempo sin hacer nada.
No me importa que mi pregunta flote en el aire, todos tenemos nuestras cosas. Te mando un beso flotando por el aire.

Pais secret dijo...

Abans el groc no m´acabava de fer el pes, no el triava mai per res, nomé m´agradaven les flors grogues.

D´un temps cap aquí sento que m´estic volcant en els colors càlids: carbasses, grocs, arams, vermells cirera, fúcsia i ho faig desacomplexadament, barrejant-los sense manies. Em donen l´energia que em treien els colors freds de temps enrere.

La tria de fotos és molt bonica, Ada.

Mikael Blomkvist dijo...

No te preocupes por los rumbos que tomes en tus continuas reflexiones, siempre resultan exquisitos y de ricos contenidos, proporcionándonos la ayuda necesaria para descubrir más allá lo que a simple vista pudiera considerarse, por lo menos para mí. Me resulta un color indiferente, casi contrario, aunque predomina por dónde se desplaza mi estirada silueta.

Ada dijo...

Sbm, todos tenemos vida fuera, por supuesto. Me llegó. Gracias :)

País, gracias, si es cierto que vamos cambiando. Yo de adolescente era monocroma: negro. Poco a poco fui ampliando la paleta, así que, quién sabe, tal vez sea una ancianita vestida de amarillo :)

Mikael, gracias por lo de exquisitos.

el paseante dijo...

Me encanta la mirada de esa princesita con faldas amarillas. La montas en el caballo blanco de la otra foto y ya tienes a los protagonistas de un cuento precioso.