Páginas vistas en total

domingo, 12 de febrero de 2012

El lagarto está llorando

Todo el mundo sabe que las lágrimas de cocodrilo son engañosas. Sin embargo, un lagarto que llora es algo extraordinario y muy a tener en cuenta, tanto como los elefantes que sueñan con la música, que también los hay. 
Mi lagarto sale de noche a pasear por la terraza y cuando ve la luna, lágrimas perladas caen de sus ojos membranosos y me dejan un caminillo de rastros que no van a ninguna parte. Con un ojo me mira, con el otro mira la luna y con ambos llora lágrimas perladas del tamaño del confetti. Después se enfada ante su propia sensibilidad y desaparece detrás del jazmín hasta la próxima luna llena. 
No sé qué hacer con mi lagarto. Si le pregunto, disimula, sonriendo de lado, como haría un John Wayne cualquiera. Si le confieso mi interés, escapa arrastrando su cuerpo azul como si fuera una estrella fugaz. Si le ignoro, llora mirando la luna. Así, mes a mes. ¿qué hago con mi lagarto llorón?

21 comentarios:

Fátima Rodríguez dijo...

Quiza a que el lagarto logre escalar hasta llegar a la luna y que se escapen juntos :p

Qué imaginación tienes....wauh! :)

Saludos

Sbm dijo...

Creo que tengo la solución... aunque acaba un poco con la imaginación y con tus palabras siempre bellas.

Los lagartos, como todos los sauros, son sordos.

Cuando le preguntas, no te oye. Está frustrado, e intenta observar a los selenitas, que se expresan con gestos.

;-P

Mónica dijo...

uy, si algún día voy a tu casa, lo escones (que repelus) pobrecillo, pero no podría, uyyy

Mikael Blomkvist dijo...

Poco puedes hacer por él, solo comparecerle, por querer alcanzar un imposible, tal vez por eso llora, al saber que nunca podrá tener lo que intenta pretender…

el paseante dijo...

¿Con un ojo te mira a ti y con el otro la luna? ¿No será el Dioni?

volboretinha dijo...

Déjalo libreeee para que encuentre una lagartaaaa, que le cuide y mire a la luna con el.

Sara O. Durán dijo...

Es muy lógico que tengas un lagarto tan especial,siendo así tú. Así que el tipo, salió original original, como tú.
Precioso cuentito.
Muchos besos y aníses.

Glo.bos.blog dijo...

Es lo que tiene pretender imposibles.
Claro que a veces uno no puede conformarse con menos.

Ana Pepinillo dijo...

tu lagarto y yo tenemos mucho en común...

fus dijo...

Àmalo como lo amas y un dia vendrà a ti.

un fuerte saludo

fus

dotdos dijo...

Lagarta no tengo, pero sí lagartija. No sé si la mirara con uno de sus ojos
si le gustaría...
;)

http://dotdos.files.wordpress.com/2012/02/lagartija.jpg

Un saludo!

Yo dijo...

Quizá si viese que tú también lloras, no se sentiría mal, diferente a los demás lagartos.
Ambos contemplando la luna...

Una preciosidad de cuento.

Por cierto, ¿de qué es la tienda que lleva ese genuino nombre en el toldo?

Miguel Bueno Jimenez dijo...

Leéle el cuento de García Lorca, ya veras como se consuela ante tanta belleza.
Abrazos
Piedra

Ada dijo...

Fátima, quizá...sí, otra cosa no, pero imaginación para escribir no me falta.

Sbm, pues me ha encantado tu respuesta! Y además muy acertada, sí, sordo, eso es lo que le pasa...

Mónica, se esconde sólo no te preocupes :)

Mikael, ¿podría ser eso? qué dificil...

Paseante, ja, ja, ja,

Vol, tu apreciación también me parece muy adecuada. Claro, lo que pasa es que busca una lagarta.

Sara, rarito como yo :)

Globos, hay imposibles posibles si se saben conquistar

Ana, ¿tendremos que llamarte lagarta? :)

Fus, como le amo no lo entiende, pero no puedo hacerlo de otra forma.

Dotdos, puede que sí, yo tengo fama de Celestina. Es muy mona tu lagartija :)

Yo, precisamente verme llorar me ha visto muchas veces, no funciona.
Esta tienda estaba en Valencia y, si no recuerdo mal, era de ropa infantil. Me fijé que en Valencia abundan los nombres originales para las tiendas y los bares (como el "No me toques las palmas que me conozco"). Tengo pendiente hacer una recopilación en mis próximas visitas.

Miguel, sí, yo no lo conocía, pero lo busqué en google, esta cajita mágica impensable hace años.

Mikael Blomkvist dijo...

Sí Ada, en Valencia hay una tienda, adjunto página
http://www.ellagartoestallorando.com/puntos-de-venta

Mikael Blomkvist dijo...

Ada, si vienes a Valencia avísame, tal vez nos podamos ver.

Ada dijo...

No puede ser, Mikael Blomkvist.

Mikael Blomkvist dijo...

Cómo te digo, avísame y seguramente nos veremos, seguro que no te arrepentirás.

Ada dijo...

Ya no juego, Mikael Blomkvist. Tengo un amor de corazón a quien respetar y un amor de espíritu a quien no decepcionar. Ya no juego...

Mikael Blomkvist dijo...

Yo como no tengo ningún amor, siempre juego…no sé si lo podré superar...

Ada dijo...

Ja, ja, claro que sí, no me cuentes cuentos chinos...:)