Páginas vistas en total

miércoles, 21 de septiembre de 2011

A veces

A veces me gustaría ser un anciano plácido, sentado en una sillita roja, viendo pasar la vida. A veces me gustaría ver pasar la vida y que fueran los otros los ocupados, los de la angustia y las decepciones, los de la rabia y la frustración. A veces me gustaría escapar de las complicaciones como lo hace el gato que sube a un árbol si le persigue un perro y ver pasar a los otros con su frenético caminar de hormiga insatisfecha. A veces,  me gustaría ser música de violín triste o puesta de sol otoñal y dejar el ruido fuera, dejarlo fuera, para los otros. Pero siempre quiero estar viva así que no es posible un trato semejante. Me duelen los pies y las cervicales. Me duele el corazón todavía: será que me está naciendo de nuevo.

10 comentarios:

monica dijo...

Ver pasar la vida y que fueran los otros los ocupados...(da relajación estas frases que has puesto hoy) son preciosas...

Sara O. Durán dijo...

Coincido con el comentario de Mónica, creaste una cmposición de frases muy relajantes, esto fue "una poesía muy plácida". Qué bonita entrada.
Besos.

Ana Pepinillo dijo...

Ya tendrás tiempo para ser una abuelita sentada en una silla roja. Te lo tienes que ganar primero y para ello debes vivir un montón de años y un montón de cosas, luego te sentarás a recordarlas, así que crea buenos recuerdos.

besos

rombo dijo...

Cada cosa a su tiempo... Yo ya no veo o quiero ver lo que hacen los demás. Me centro en lo que hago yo...

Ada dijo...

Monica, Sara, el estrés...

Ana, tal vez ya lo sea...¿te imaginas? la abuelita bloguera...

Rombo, buena filosofía...

monica dijo...

Ada te entendí perfectamente que era el stres...

Miguel Bueno dijo...

La vida pasa tan rápida que cuesta verla, cuando te has dado cuenta se te escapa entre los huecos de la mano sin sentirla.
Besos
Piedra

Carme dijo...

Ho serem. ho serem, serem velletes assegudes, algun dia, no hi ha pressa! Potser teclejarem encara! :)

el paseante dijo...

Creo que cualquier anciano plácido compraría unos cuantos kilos de tu vitalidad.

Ada dijo...

Miguel-Piedra, lo sé, ya lo siento así. Puede resultar insultante, pero ya lo siento así...

Carme, seguro que sí! En lugar de ganchillo, haremos post-illo :)

Ay, Paseante, mi vitalidad se queda a veces en las letras...