Páginas vistas en total

martes, 24 de enero de 2012

A los hombres hay que verlos desde arriba

Para verlos pequeños, en su justa medida. A los hombres y a las mujeres. Verles moverse como hormigas ordenadas y educadas, alborotadas otras veces, construyendo y destruyendo, aprendiendo y desaprendiendo, inventando y repitiendo, amando y odiando, riendo y llorando. En su pequeñez y su grandeza.

4 comentarios:

don vito andolina dijo...

Hola, concisas y precisas letras desnudan sigilosamente la germinal puereza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, pasa buen día, besos atónitos...

Ada dijo...

Don Vito, gracias por su visita...

el paseante dijo...

Me has recordado la escena de la noria vienesa en la película "El tercer hombre".

Sara O. Durán dijo...

Muy buena recomendación.
Besitos.