Páginas vistas en total

sábado, 28 de enero de 2012

Luz


Paseaba cerca del mar y se preguntaba dónde estaba la luz. Muchas personas a su alrededor la habían perdido. Se limitaban a dormitar bajo el sol y lamentarse o a inventarse teorías extrañas para justificar la oscuridad o a esconderse en caparazones herméticos e infranqueables o a empezar a odiar con más o menos evidencia.
Echaba de menos la luz; echaba de más el egoísmo, el desequilibrio, las teorías alienantes de extraterrestres y finales del mundo, el clasismo, la xenofobia, la intolerancia, la agresividad. Echaba de menos la sencillez y la humildad, la sonrisa, la claridad, la pasión, la belleza. 
Alzó la vista y entonces vio un cielo anaranjado, lleno de luz, y supo que no debía desfallecer todavía.

5 comentarios:

Mónica dijo...

tu siempre dándome ganas con las fotos...

Ada dijo...

Mónica :)

Mónica dijo...

Ada...

el paseante dijo...

La culpa siempre es de los demás (que quede constancia de esa gran verdad). Esas aves, ¿son pelícanos o tucanes?

Ada dijo...

Son cormoranes.