Páginas vistas en total

martes, 27 de diciembre de 2011

Nunca un adiós, pero a veces un hasta luego


Hasta el año que viene...

13 comentarios:

Sbm dijo...

Ooooooooh, qué versión más horrible, jajaja

Un beso, hasta el año que viene.

Mónica dijo...

No es tan horrible...es diferente.
Ya no vas a escribir mas hasta el día 1? podrías. Por si acaso feliz año pues!

Yo dijo...

Siempre mejor un hasta luego, o un hasta pronto.

Que pases una feliz nochevieja y una buena entrada de año.

Nos vemos el año que viene...

Sara O. Durán dijo...

Un abrazo cargado de buenos deseos para ti en el 2012. Salud y mucha felicidad.

jota dijo...

Me gusta la tal Petra que conocí gracias a tu recomendación.
Feliz paréntesis.

Un abrazo

volboretinha dijo...

No puedo disfrutar de la musiquilla, una lástima!!! Disfruta, disfruta y disfruta, todos los días, sea al final del año, sea al principio sea en el medio!!! Besicosss

Pitt Tristán dijo...

Siempre independiente, nunca aislado.
Feliz Año.

LA MAR dijo...

wow ! y con el único acompañamiento del contrabajo.
Muy chula.

Ámber dijo...

FELIZ entrada al 2012 y que este año capicuá te traigan todas las buenas venturas y cosas que tanto mereces, que tus sueños se materialicen en el nuevo año y en el transcurso del mismo.

Hasta luego, es sólo un hasta luego, bien entendu, Mlle.!

Besos.

el paseante dijo...

Bona entrada d'any, Ada. Vaig a preparar-me la tercera camamilla després d'aquesta nova cançó (acabes el 2011 revolucionada) :-) Un petonet.

el paseante dijo...

Fins aviat, Ada.

anuar bolaños dijo...

Llevo varios días en Mangalú degustando su geometría y sin salir a cazar atardeceres. Me ensancho. Nada que ya no exista, y sin embargo todo es mágico, con ese sabor fluido y a salticos de la cotidianidad en vacaciones cuando el año se cierra.

Duermo más relajado a pesar del calor, liviano y sin culpas, con algunas tareas pendientes pero no urgentes, con un olvido solidario diciéndome que ya estoy a punto de cruzar el puente completamente, es decir, que ya he dejado atrás la porción mayor de mis viejas rabias. Dentro, en aquella región desocupada, un amor de gestos nuevos empieza a tornarse sólido. Es poco lo que planeo o lo que espero. Esperar algo del futuro sería asustarme adrede, y eso a su vez sería como una traición contra mi actual estado de sosiego. Ya no tengo nada que pelearle al pasado, ya mi entendimiento ha encontrado nuevo material para su juegos literarios. Ni siquiera siento necesario hacer balance, mi última estrategia fue tocar de oído largo rato a ver cómo me salía la improvisación, y bien, lo logrado me satisface. Mi corazón se mantiene en su terco norte de expandir su oficio de abrazador, que no es innato sino entrenado. Quisiera poder ser un poco más silencioso, armar frases con menos palabras, brindar una mirada más limpia. Aún no río con soltura. Sigo siendo el que mira por la ventana y en días de lluvia, en días de presente fracturado, de país dolorido, o simple rutina de aprendiz de hombre, recuerdo a los que amo, sollozo en seco, frunzo los labios, suelto un suspiro, y sigo.

Ada dijo...

Chic@s, a mi las versiones que hace esta artista me encantan, serán diferentes y, a veces, extrañas, pero a menudo son mi debilidad! Gracias a todos por los buenos deseos, que por supuesto os deseo también.
Anuar, abrazador, gracias por este compartir de hoy. Me alegra sentirte bien y practicando el bello arte de "seguir"
Un abrazo a todos.Por aquí estoy, otra vez.