Páginas vistas en total

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cuerdas de laúd

Me haces vibrar tocando con maestría las cuerdas que me musican. Ya sabes muy bien dónde están, cómo mantener el acorde el tiempo suficiente, cuál es la cadencia que me activa, el silencio que me suspende en un estado de placidez, el ritmo que necesito para volver a empezar. Me tocas con las uñas y con las yemas y yo canto y me arremolino en tus manos y soy tu instrumento. Todas las demás melodías no caben en nuestro universo. Míralos, pueden disfrutar escuchándonos, pero esta música es nuestra.

9 comentarios:

Pais secret dijo...

Em permets una doble lectura?

Me les quedo totes dues ;-)

volboretinha dijo...

Ainss...¡Quiero que me toquen así!!!

Princesa Ono dijo...

Cuando alguien te sabe tocar bien uno saca la mejor de las músicas y salen auténticas obras de arte!

Mónica dijo...

vibraciones silenciosas brillantosas y placidosas...

Pitt Tristán dijo...

Pues sí, míranos. Disfrutando de tu "música".

Sergio dijo...

Pocos son los privilegiados que con maestría son capaces de hacer vibrar con sus mejores notas una piel compartida. Deliciosas melodías que sólo pueden salir de un único corazón.

Sara O. Durán dijo...

¡Qué ricura amiga! precioso post. El laud se ha de sentir soñado con tus letras dedicadas.
Un beso grande.

rombo dijo...

Uaaaaauuuu, me ha encantado !! Lástima que no puedo escuchar la música...(goear no va !! sniffff).
Beso.

Ada dijo...

Chic@s, :) ¿por qué lo habéis entendido todos así? el amor, la mejor vitamina.