Páginas vistas en total

sábado, 27 de agosto de 2011

Con vistas panorámicas

Conozco un lugar donde se muere y se lava la ropa sucia al mismo tiempo, donde el corazón se pone a secar mientras se reza, donde se siente la brisa de la vida y la humedad de la muerte mano a mano, donde las angustias tienen vistas panorámicas mientras el angustiado no puede levantar los ojos del suelo. Es un lugar bello y feo al mismo tiempo, es un lugar eterno, y todos, me podéis creer, terminamos visitándolo en algún momento, aunque no queramos.
Yo preferiría contemplar otras vistas ahora. No sé, tal vez el mar que no termina, tal vez las montañas altísimas, desafiando al verano con sus hielos, tal vez un bosque mohoso habitado por fantasías, tal vez un hogar plácido dibujado por las velas. Pero sólo veo esto: la ropa sucia a secar y mi cruz blanca.

4 comentarios:

monica dijo...

Dale la vuelta a la moneda y veras tu cara blanca, oleras y verás la brisa de la vida y olerás y verás el mar...

Sara O. Durán dijo...

Hola Ada, un absurdo, pero más real de lo que podemos imaginar. Muy buena entrada y muy ad hoc a mi por hoy.
Besos.

rombo dijo...

Vaya vistas !! Me temo que mejor no pensar y cambiar de vistas...

Ada dijo...

Monica, buen consejo. Lo intentaré en cuenta pueda.

Sara, sí, uno de esos absurdos de la vida.

Rombo, o cambiar de vistas o aceptar las que hay...