Páginas vistas en total

miércoles, 24 de agosto de 2011

Amándose

Se amaba. Sobre todas las cosas. Tanto que estaba insensibilizado a todo lo externo y siempre buscaba su reflejo en todas las cosas. No lo mostraba abiertamente, de hecho decía rechazar todas las imposiciones y defendía la libertad de pensamiento y obra, pero lo cierto era que lo medía todo en función de su semejanza. Las cosas debían estar colocadas en la posición que él esperaba, ser como pensaba que debían ser, moverse en la dirección que él dictaba. Si no ocurría así se desesperaba y terminaba primero cerrando los ojos ante esa realidad incómoda, y finalmente escapando de ella para no tenerla cerca, ni siquiera olerla, porque lo cierto era que no soportaba la libertad, porque todo lo externo le parecía desarmónico, porque la diversidad era mutable y peligrosa, porque quería que todo a su alrededor estuviera tan medido y encerrado como él. Terminó únicamente amando su reflejo. Yo lo miraba acariciar y besar con su pico curvo el agua del lago, delicadamente, para no estropear demasiado la imagen. Yo lo miraba en silencio, triste.

6 comentarios:

monica dijo...

Y cuando llueve se sigue mirando en ese estanque?

Pais secret dijo...

Conozco a alguien que se asemeja al cisne narciso. Era tal su dar vueltas sobre si mismo que terminó cavándose un pozo del que no sé si ha salido aún.
Conozco a alguien que le acercó una cuerda por si queria asomarse i ver que el mundo no daba vueltas sobre él mismo.
Por muy poco, la mano que le ayudaba no cayó dentro del pozo en el intento. Supo soltarse a tiempo.

Ada dijo...

No lo sé, Mónica, tal vez se miraría más si pudiese verse multiplicado en cada gota de lluvia. O tal vez entendería por fin.

Pais, creo que todos conocemos algunos "alguien" así, en mayor o menor medida, cuando no somos nosotros mismos quienes caemos al pozo. Se trata de aprender, supongo, siempre aprender.

Amber dijo...

La foto preciosa, como es la inspiración que te ha traído para escribir este tan común y humano, demasiado, humano hecho.

rombo dijo...

Parece que amar y tristeza tienen que ir juntos (casi) siempre...

Ada dijo...

Amber, la conseguí después de intentarlo muchas veces, como "casi" siempre.

Rombo, no debería ser así.