Páginas vistas en total

martes, 18 de octubre de 2011

Moscas cojoneras

Él es ese tipo de personas que batallan en guerras incomprendidas, que espadean esgrimiendo la razón -su razón- y que tienen esa extraña costumbre de ser moscas cojoneras cuando creen querer algo (normalmente sólo quieren lo ajeno, lo de otros). Cuando lo consiguen, sin embargo, pierden todo el interés. Y si ese algo les ha costado mucho, su rechazo es proporcional al esfuerzo invertido. 
Yo he conocido algunos como él; les llamamos casanovas. Su objetivo es la conquista; la estrategia, derribar al enemigo; los medios siempre maquiavélicos. Suelen ser vampíricos, sentirse vacíos, sentirse ínfimos, diferentes. Pero sus dotes artísticas son impresionantes, su sed lumínica inagotable, su pozo kilométrico, y todo junto se convierte en un disfraz seductor y peligroso. 
Son Casanovas del amor, sí. Seducen sin escrúpulos, fornican como pueden -incluso cuando no hay ni deseo ni emoción-,  y abandonan irremediablemente cuando más se los necesita.
Él, como digo, es parecido pero no igual: el canal no es amoroso, sino espiritual y el objetivo no es el sexo, sino el alma. Lo más parecido a un diablo diría yo, con su colita inquieta y sus ojos rojos. Goza viéndome sufrir. Me espía en silencio y visita mis sueños. Desde entonces como ajos cada noche, para mantenerlo a raya. Sí, lo sé, se acabaron los besos por un tiempo, pero vale la pena si podemos olvidarnos.

8 comentarios:

Ámber dijo...

Y es tan triste! Puedo decir, orgullosa, que hasta la fecha, no he conocido a hombres así.

Me encantó la foto del post anterior.

(¡Psssssst, secretito a voces...! Ya tienes el desenlace de la trilogía "noire", chez moi.

Besos.

Mónica dijo...

Nos quieres poner miedo?

el paseante dijo...

Ese de la foto quizá soy yo. O, al menos, un antepasado mío que quedó esculpido en mi ciudad. ¿Me estás llamando mosca cojonera? :-)

Ada dijo...

Ámber, qué suerte tienes si nunca conociste alguno. Ahora leo el desenlace...

Monica, precaución amigo conductor :)

Sr. Paseante, por Dios, de ninguna manera. Era la única foto guerrera que tenía en mi archivo...

Pais secret dijo...

En un altre ordre, que no és l´amor, estic intentant recordar alguna mosca collonera i n´he trobat una. Ell ho és en el treball, en la feina i gairebé diria que llavors ho trasllada a la seva vida personal. El seu és un constant buscar i esgotar, quan ha xuclat tota la sang, abandona i a un altre...
Són eterns insatisfets.

calen molts alls picants per tenir-los a ratlla.

rombo dijo...

Sigue firme, y manténlo a raya...

Sbm dijo...

¿Cuál sería el femenino de Casanova? Porque creo que tu descripción se puede aplicar también a ciertas personas de género femenino que me he encontrado en la vida. Menos mal que son minoría...

Saludos, interesante entrada. ¡Y cuidado con el ajo!

Ada dijo...

País, tu sí que me entiendes...

Rombo, ahí vamos...

Sbm, por supuesto, hombres y mujeres, sin distinción.