Páginas vistas en total

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El deseo



El deseo, táctil -como tu piel cálida-, vivo -como la risa o el llanto-, revivido -como siempre-, aromático -como la lluvia en la tierra-, concentrado -como el mejor perfume-, lleno -como mis curvas-,...pero ¿sabes? el deseo no es tan importante: mi pretensión es que me ames y, si puede ser, amarte.  mi pretensión es amarte y que me ames y, si puede ser, amarme.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa canción. Comparto que el amor está muy, pero que muy por encima del deseo; me encanta tu blog.

Jeremias Soler (Nuesa Literària)

Mónica dijo...

El deseo es mirar, el deseo es hablar, el deseo es estar en silencio.
Qué es amar?

Ana Pepinillo dijo...

Si ya lo decía yo, creo que esto del blog nos une tanto que hasta nos compenetra... cómo necesitamos que nos quiten la tontería a... abrazos.

Ada dijo...

Jeremías Soler, muchas gracias. Lo mismo digo respecto al tuyo :)

Mónica, cuando conozca la respuesta para esa pregunta tal vez no necesitaré escribirlo.

Srat. Pepinillo, los abrazos siempre van bien, con o sin tonterías.

rombo dijo...

Vaya no te había leído, hoy ya has visto que yo he hablado de algo... más o menos parecido... Me ha gustado mucho.
Un beso.